Archivo | 14/04/2014

¿Cómo detectar una situación de crisis en la empresa?

Hola a tod@s!

La reputación corporativa o prestigio de una empresa puede debilitarse por una mala gestión de la misma. Por ello, es importante saber actuar inmediatamente ante una posible situación de crisis, pero, ¿cuáles serán los primeros síntomas?

1. A nivel interno dentro de la propia empresa:

– Número anormal de quejas o reclamaciones de los consumidores o clientes. Estas puede tener varias vías:

    • Un producto específico.
    • Un servicio prestado por la empresa.
    • Acerca de la atención recibida por parte de la organización.

– Incidencias graves sobre algún producto que ya se está comercializando en el mercado.

– Causas relacionadas por motivos financieros o económicos como suspensión de pagos, quiebra, reducción de plantilla…

– Problemas ligados al comportamiento de las personas de la empresa.

2. A nivel interno en las sedes de la empresa:

– Accidentes o siniestros que afecten ocurridos dentro de la organización y que tengan consecuencias en el exterior.

– Accidentes con consecuencias graves en el exterior en los cuales se produce la intervención de terceros como servicios de emergencia, policía, bomberos.

– Presencia de periodistas o llamadas del exterior para obtener información sobre lo sucedido.

3. A nivel externo:

– Aparición o publicación de alguna noticia relacionada con algún hecho ocurrido acerca de la empresa.

 

Muchas veces, algunas empresas, ante estos primeros síntomas de aviso de una posible situación de crisis, cometen el grave error de no darle importancia al suceso. Frecuentemente esto ocurre por la creencia de que lo ocurrido no afectará negativamente a la empresa, por lo tanto:

– No dan explicaciones acerca de lo que ha pasado.

– Niegan la responsabilidad corporativa.

– Y lo más peor, es que no tienen en cuenta el factor humano, es decir, los públicos que pueden estar afectados tanto a nivel interno como son los empleados, accionistas… como externo como por ejemplo clientes, familiares de empleados, proveedores, distribuidores…

No afrontan estas situaciones puede conllevar:

– Deteriorar o arruinar la reputación de la empresa.

– Minar la confianza de los clientes, proveedores, empleados…

– Destrucción de la imagen corporativa.

– Descenso de las ventas.

 

El prestigio de una empresa es valor muy importante que se adquiere a través del tiempo, que se puede perder en un momento por una mala gestión u acción de la organización por eso es vital saber detectar y prevenir una situación de crisis empresarial.

 

 

Anuncios